martes, 13 de enero de 2015

Recepción de comunicaciones


Las XIII Jornadas sobre la Cultura de la República "Lecturas de El Quijote en la configuración del pensamiento republicano" están abiertas a a la recepción de comunicaciones.



La propuesta de comunicaciones se puede enviar a:
indicando el tema y un breve resumen de no más de 10 líneas, así como los datos del autor o autora de la propuesta, antes del 15 de febrero. El 1 de marzo se comunicará cuáles son las ponencias aceptadas.



XIII Jornadas sobre la Cultura de la República



Lecturas de El Quijote
en la configuración del pensamiento republicano



14-17 de abril de 2015
Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Madrid




Desde prácticamente su publicación, El Quijote de Cervantes se convirtió en un significante en disputa. Distintas corrientes políticas, pero también literarias, se lanzaron de inmediato a rellenar de sentido una obra que pudo interpretarse de múltiples y variadas formas. Se leyó El Quijote en clave ilustrada, primero; romántica, después; lo reivindicaron los novelistas realistas e incluso, en nuestros días, los apologetas de la posmodernidad pretenden apropiarse de la obra de Cervantes .


En el ámbito político, la disputa en torno al Quijote no ha sido menor. Sus valores humanistas contribuyeron a que la obra de Cervantes fuera leída por la burguesía progresista e ilustrada como un símbolo de la lucha por la libertad frente al Estado Absolutista. Esta burguesía, cuyo papel sería fundamental para la constitución de la República de 1931, articula su pensamiento alrededor de interesantes lecturas sobre El Quijote. 


También la izquierda transformadora de la época republicana, desde anarquistas hasta el PCE, sobre todo durante la Guerra Civil, interpretaron el Quijote en clave revolucionaria, buscando en la lectura de este clásico de las letras españolas la expresión de la rebeldía necesaria ante un mundo injusto. 


El fascismo español, que quiso leer en El Quijote  la formación del espíritu nacional, también participó en la lucha por su apropiación, no solo durante la Guerra Civil española, sino también durante los años de la dictadura franquista.


Pero quien salió derrotado de la Guerra Civil no iba a renunciar tan fácilmente al Quijote, no iba a dejar que el fascismo se apropiara de un símbolo tan valioso. León Felipe intentó esa labor de recuperación:


“La noble historia de España es nuestra, y la épica también. El Cid y Don Quijote son nuestros”. Igualmente en el exilio encontramos, como muestra de esta resistencia,  muchas reflexiones y reivindicaciones de la novela de Cervantes. 


El Quijote ha funcionado, pues, como un significante en disputa entre las distintas corrientes políticas de la historia reciente de España. Para la configuración del pensamiento republicano, El Quijote ha sido un símbolo de aquellos valores con los que la República quiso definirse. Por todo ello la novela de Cervantes funcionó como un referente al que era obligado acudir con frecuencia.


El papel que El Quijote ha tenido en la configuración del pensamiento republicano en España es el objetivo que se persigue analizar con estas XIII Jornadas sobre la Cultura de la República. 


En este año 2015, cuando se cumplen cuatro siglos de la publicación de la segunda parte de El Quijote, resulta muy oportuno pensar cómo hemos leído la obra de Cervantes, ya que en sus lecturas encontramos un reflejo de cómo nos hemos ido narrando nosotros mismos, como nos hemos contado la Historia de España y de cómo la España que pone en pie su segunda experiencia republicana cuenta con la obra de Cervantes para ello.